Hola soy Granada, me gustaría con esta página construir un muro para hacer un pequeño pantano. Un pantano en el que tengan cabida todos aquellos riachuelos que vengan aportando sus aguas, más o menos caudalosas, para que al final este pantano se vaya llenando de vida y de vidas de todo/as aquello/as que gota a gota vais haciendo subir el nivel del mismo. Todo esto es metafórico, pero así es como quiero que sintáis mi colección. Yo seré el pantano pero vosotros/as lo habéis llenado. Mil gracias.

jueves, 25 de septiembre de 2008

GRANDES COLABORADOR@S

Hoy quiero hablaros de mis grandes colaboradoras; yo escuche muchas veces una frase que decía algo así los ultim@s serán los primer@s... por eso os digo que Solete, que es la última que he conocido por ahora, y que de no ser por ella no estaríais viendo ni leyendo este blog, me escribió buscando un dedal de ganchillo y he aquí donde llegamos a un inesperado regalo que nunca pensé que yo pudiera tener, un blog mío, propio, esta niña es un sol y nunca mejor dicho, me siento muy feliz de tenerla como amiga y colaboradora, y cómo no, me mandó dedales, éste es uno.



Estefanía es la encargada de comprar los dedales que necesito cuando me pedís para intercambio, qué harta debe estar, cuantos ratos libres pierde por que yo la mando a buscar dedales, y cuánto se lo agradezco, pues además cuando encuentra alguno nuevo y no lo tengo, aumenta el caudal.

Mi suegra, sale de vez en cuando de excursión y viajes con el imserso, y cuando en su itinerario no encuentra dedales se da una escapadita acompañada de alguna amiga para conseguirlos, busca por todas partes aún sin que la entiendan, como es el caso de hace 2 años, se fue al Algarve portugués y le costó entenderse con l@s vecin@s portugueses, pero consiguió éste tan bonito.



Mi madre, que cada vez que se entera que alguien va de viaje aunque sea de un día les encarga dedales, y disfruta de lo lindo tocándolos entre sus dedos que son sus ojos (como la mayoría sabéis, por desgracia, no ve); estoy segura que de poder ver seria una gran coleccionista, tiene una gran pasión por mis dedales y porque la colección de Virginia siga creciendo.

Mari, que cada vez que viene trae el bolso cargado de dedales, su hija fue a Brujas y me trajo este bonito goterón de agua.



La tía María, que en todos los viajes le encargo para mí y para alguna de vosotr@s, y los que me regala.

Su hija Beli me regalo entre otros éste de la Virgen del Reposo, de Valverde del Camino, en Huelva.



De otr@s much@s colaborador@s he hablado ya, y más adelante os seguiré contando.

Hoy quiero terminar diciéndoos que hay un gran ausente, aunque esté siempre presente, es MI PADRE, estoy segura que los ve y estará contentísimo de lo que conseguí en estos más de 7 años desde que nos dejó, él fue siempre mi más fiel colaborador, complice, confidente, guía, consejero, maestro y cómo no, mi mejor crítico. Un pilar fundamental, una base muy sólida para todos sus 4 hijos y su esposa.

Desde muy pequeña mi madre por su falta de vista nos enseñó, que así como él era sus ojos, sus pies, sus manos, su lazarillo, debía ser también para nosotros todo lo que ella no podía, y así desde siempre era el primero en enterarse de todo lo bueno y lo malo que pasó en mi vida, niñez, adolescencia y hasta la madurez, y con este blog como con tantas otras cosas le hecho mucho de menos, sobre todo el día que lo estrené.

Cada cosa que mis manos hacían no las veía nadie hasta que él las miraba y me daba su opinión, y si no nos parecía bien no las veía nadie más, luego se las poníamos a mi madre en las manos, cuantos momentos de complicidad irrecuperable, que gran padre, marido, abuelo y mejor persona, cuánta falta nos hace, yo en momentos dificiles sueño con él y percibo su fuerza y protección.

Bueno que no quiero llorar, otro día más un abrazo. Buenas noches.

1 comentario:

Aldana dijo...

Que cantidad de colaboradoras!!! Y que lindos dedales!!!
Besotes!!!