Hola soy Granada, me gustaría con esta página construir un muro para hacer un pequeño pantano. Un pantano en el que tengan cabida todos aquellos riachuelos que vengan aportando sus aguas, más o menos caudalosas, para que al final este pantano se vaya llenando de vida y de vidas de todo/as aquello/as que gota a gota vais haciendo subir el nivel del mismo. Todo esto es metafórico, pero así es como quiero que sintáis mi colección. Yo seré el pantano pero vosotros/as lo habéis llenado. Mil gracias.

viernes, 12 de septiembre de 2008

LOS PRIMEROS DE FUERA

Hoy quiero enseñaros algunos dedales de los primeros que conseguí de fuera de España, el 1º es de la Virgen de Fátima, lo compré en Portugal cuando tenia 17 ó 18 años no sé con certeza.

Con mucha diferencia de tiempo, conseguí uno de Roma, me lo trajo mi prima y ahijada Solé de su viaje de bodas, para mi supuso una gran alegría un dedal de Roma, nunca lo imaginé por eso no lo puedo olvidar.



El siguiente es de Mónaco, mi hermana les encargo un dedal a Montse y Eva cuando se enteró que tenian pensado ir de viaje, y que bonito es.


Un año después María fue a Francia y me trajo uno de Blois.


El verano siguiente Marta se fue a Malta y a su regreso me regaló un bonito dedal.



Por esa época Edu comenzo a tener contacto en Internet con algunas coleccionistas, entre otras mis queridas amigas Ana, Remi y Mª Carmen, las tres me regalaron algunos dedales del extranjero, y cuando consiguen alguno se acuerdan siempre de mí, además hicimos varios intercambios y ahora tengo un numero no muy alto, aunque sí importante para mí, de dedales de fuera de España.


Algunos ya os los enseñé, además mi prima Mª Jose me regalo uno de París muy original, como cada vez que da alguna escapada no se olvidó de mí, como yo no olvido ni el primero ni ninguno de los que me trae.



Mi amiga Beni me a traído uno de Lourdes, también le agradezco que siempre se acuede de mí.

Jordi me regaló uno de Thaylandia y otro de Australia.



Y el último por el momento, me lo mandó hoy mi amiga MANCHEGA, gracias Isabel por el dedal de Roma que me has mandado.



Sin querer ser pesada os repito que no os puedo enseñar todas las fotos, sólo quiero contaros que mis dedales no son sólo un dedal para mí, cada uno es una bonita historia y muchisimos recuerdos vuestros y míos, y ademas muchas sorpesas de personas que nunca esperé que me regalaran un dedal. Todos tienen para mí un gran valor, quizás estoy descubriendo que son muchas más las personas que me quieren de lo que yo suponía y es maravilloso.

Besos y hasta pronto.

1 comentario:

Aldana dijo...

Que lindos todos Granada!!!
Me encantaron!!!